Summercase Festival 2008 Dia 2

El primero de los conciertos del sábado en ver fue en el escenario Movistar, donde actuaban los americanos We Are Scientists, que demostraron que efectivamente son unos de los grupos actuales más interesantes, con sus canciones vitales y estupendo humor. Gran concierto, con buenas dosis de guitarreo popero.
We Are Scientists

A continuacion en el escenario Converse tocaron los noveles One Night Only (su cantante acaba de cumplir 18 hacia poco más de una semana), responsables de una de las mejores canciones del año, que es Just For Tonight, canción que cerró un breve pero muy buen concierto dado por estos chicos, a los que habrá que seguirles la pista. Desgranaron las canciones de su albúm que tanto esta sonando en las Islas Británicas: Just for Tonight, You and Me, It’s about time, gran concierto ante una escasa audiencia y un sol que caía a plomo.
One Night Only

Luego desfilando por los distintos escenarios se pudo ver las actuaciones de Edwyn Collins y de Ian Brown (fundando de los míticos Stone Roses) hasta llegar la hora de la actuación, de nuevo, en el escenario Converse a los escoceses Glasvegas, grupo precedido de una gran fama, en gran medida, gracias a la NME y la elección de una de sus canciones, Daddy’s Gone, como el segundo mejor single, según la revista, del 2007 y por la firma de un contrato gracias a Alan McGee (descubridor del talento de los Oasis). El concierto ni defraudo ni emocionó, sino que más bien nos dejo con la incógnita de si con más repertorio (todavía no han editado ningún larga duración) y más trayectoria, a la vez que un mejor escenario, serán capaces de conectar con el publico y conseguir emocionar en directo, como todo gran grupo que se precie lo hace. Buenas melodías las tienen y una interesante concepción musical a medio camino de Elvis Presley y The Jesus and Mary Chain tambien, así que esperemos que no sean el típico grupo One-Hit Wonder (grupos con una sola canción de éxito).
Edwyn Collins

Ian Brown

Glasvegas

La siguiente actuación es otra de las sorpresas gratas del festival, el descubrimiento de la banda electro dance londinense Whitey, con un ritmos contagiosos y estilo pop oscuro, bailable 100%. Una magnífica sorpresa, temas como Wrap It Up aún siguen sonando en mi cabeza.
Whitey

Y hasta las esperadas actuaciones de la noche, se disfruta de las actuaciones de los australianos Grinderman, grupo actual de Nick Cave y formado por parte de su anterior banda The Bad Seeds. Su sonido de rock de garaje y sus expresivas interpretaciones encendieron al público presente. De aquí al escenario Walkman, donde se volvió a dar otra sorpresa grata, igual que como dije antes, al menos para mi: la actuación del grupo de Deborah Harry, Blondie. La idea que tenía es que sería un poco como el casi patético concierto dado por los Sex Pistols de Johnny Rotten , pero todo lo contrario. La actuación de la banda neoyorkina de new wave de los 70 nos demostró un gran concierto lleno de grandes canciones como: Heart of Glass, Sunday Girl, Denis, Maria… Deborah Harry a sus 63 años dio una gran lección de cante y carisma. Parece que el tiempo no ha pasado por ella y la banda. La New Wave Neoyorkina se hizo presente en Bohadilla.
Y mientras no llegaba uno de los platos fuertes del festival Maximo Park, visita al escenario Movistar donde actuaban ese gran grupo que es Interpol, gran concierto, pero quizás algo intimista, tal y como refleja su música, por lo general, oscura e hipnótica.
La siguiente actuación que seguimos, fue una de las grandes triunfadoras del festival, fue la de la banda británica de post punk Maximo Park, que demostraron como nadie la fuerza e intensidad que le dan a todas sus actuaciones, especialmente su cantante Paul Smith y el teclista Lukas Wooller. Su actuación hizo vibrar al público presente en este escenario que aplaudió y tatareo temas como The Coast is Always Changing, Graffiti, Going Missing, Our Velocity, Books from Boxes y Girls Who Play Guitars. Otro de los conciertos memorables del festival.
De vuelta al escenario principial, el Movistar Stage, nos encontramos con los británicos The Verve, que nos demostraron claramente que son unos grandísimos músicos liderados por esa alma carismática que es Richard Ashcroft. Quizás el único pero que se les puede reprochar, es que quizás no llegan de todo al público festivalero, porque la mayoría de sus canciones son de medio tiempo, pero es indudable la calidad musical e interpretativa del grupo. Quizás de ellos salió el momento mas conmovedor del festival con su The Drugs don’t Work. Concierto intimo y brillante.
The Verve

Por último a destacar, la sorprendente, original y buena actuación del japonés Keigo Oyamada, más conocido como Cornelius. Actuación con mucho guitarreo, samplers y juego audiovisual al ritmo de las interpretaciones. Sencillamente sorprendente su música experimental (será por eso que le dicen el Beck japonés?) Hipnótico y psicodélico concierto para cerrar el Summercase del 2008.
3 comentarios

Entradas populares de este blog

Top 5