Sabado 24







La noche del viernes ha hecho estragos. Así que los que estamos levantados volvemos a Ueno para disfrutar del ambiente de mercado puro y duro existente a lo largo de las cercanías de la estación de tren y sus vías.

Si el anterior día el mercado tenía vida, el sábado tiene mucha más. Encontramos más de lo mismo el otro día, pero aumentado en número de gente: puestecillos de pescado, comida, ropa, relojes, con mucha gente regateando o intentando conseguir el mejor precio posible.

Después de unas comprillas, hacemos un alto para comer fideos típicos japoneses, Udon, y reponemos fuerzas para ir a Akihabara, a juntarnos con el resto, donde siempre, en el Excelsior Café.

Compras y mas compras... y al final después de muchas investigaciones y divagaciones... nos decidimos a comprar la Ps3... Arrasamos con Yodobashi... por fin captamos la estampa friky de un grupo que viaje a Japón, la compra de la tecnología, sobre todo de las consolas.

Después de tanto esfuerzo acabamos en un Izakaya de Akihabara donde, todos nos sorprenden con dos regalos para Mayumi y para mí. Premio a la bordería por mi parte y premio por la paciencia para Mayumi.

Se acerca el final del viaje.... todos regresamos con esa sensación al Ryokan.
1 comentario

Entradas populares de este blog

Top 5

Top 5